Retocador de raíces

Te contamos por qué vas a amar el retocador de raíces

La aparición de canas es una de las sorpresas capilares más temibles y algo más a lo que tenemos que prestarle atención de ahora en adelante. ¡Tranquila! Sabemos que estás a mil y que no tenés tiempo para ir a la peluquería constantemente a cubrir esas nuevas integrantes de tu staff capilar. ¿Conocés el retocador de raíces en spray? Olvidate del efecto raíces con este fiel aliado, súper fácil de aplicar. ¡Problema resuelto!

Esta fabulosa incorporación será tu salvación para esa transición entre que empiezan a salirnos las raíces y todavía no es momento de volver a teñir todo el pelo. Muchas veces cancelamos planes o evitamos llevar el cabello suelto porque se ven los rastros de ese color viejo. ¡Ya no es necesario hacerlo!

La solución instantánea

El spray corrector de raíces Magic Retouch cubre y ayuda a mantener el color en tan solo 3 segundos. Es resistente al agua y dura hasta el primer shampoo. Viene en cuatro tonos especiales que se adaptan a todo tipo de pelo gracias a sus pigmentos cromáticos: castaño; rubio claro; negro; y rubio oscuro.

Es perfecto para tenerlo siempre a mano, ya que se seca muy rápido. Olvidate de tener que recurrir a peinados ingeniosos para tapar las canas. ¡Este retoque mágico llegó para salvarte!

¿Cómo usarlo?

Es muy fácil de utilizar y sólo te va a llevar unos pocos minutos. Prestá atención a este paso a paso para lograr el mejor resultado.

Tip: Lo mejor va a ser que lo hagas sobre tu pelo seco y limpio, incluso ya peinado. Procurá no excederte con la cantidad que apliques. ¿Todo listo?

1- Primero colocate una toalla en los hombros para evitar cualquier tipo de mancha en la ropa y la piel. Después agitá bien el spray antes de empezar a usarlo.

2- Aplicá tu Magic Retouch a unos 10 centímetros de tu pelo, a la altura de las raíces. Cubrí todo lo que necesites y evitá el contacto con los ojos y la boca.

3- Una vez que hayas aplicado el producto, no lo toque ni lo peines. Dejalo secar por un minuto. Si te manchás el cuero cabelludo, sólo tenés que limpiarlo suavemente con un poco de agua y jabón.

Recuperá tu seguridad y sentite libre de disfrutar tu melena a cualquier hora y bajo cualquier luz.