Tintura color miel

Tintura color miel: por qué nos queda bien a todas

A la hora de cambiar nuestro look y elegir un nuevo color de pelo hay muchas cuestiones a tener en cuenta: nuestro tipo de piel y pelo, la temporada en la que estamos y si lleva o no mantenimiento constante. Si estás buscando dar el paso hacia un nuevo estilo que te renueve pero que no se lleve todo tu tiempo: prestá atención a las claves por las que la tintura color miel tiene que ser tu próxima aliada. ¿Lista para brillar?

No hay muchos tonos que nos queden bien a todas por igual: el cálido color miel es perfecto para todo tipo de piel. Blancas, morenas, bronceadas, trigueñas, ¡en todas lucirá sensacional! Y esto es gracias a que se lleva lo mejor del rubio, con sus delicados reflejos dorados, y del castaño, generando un contraste sutil en la base. Para lograrlo, utilizá la Tintura Casting Crème Gloss Rubio que hará que te quede super natural.

Consejos para llevarlo como una diva

¡Buenísimo! ¿Ya te decidiste? Entonces prestá atención a estos trucos de peinado y make up para lucir tu melena color miel como las celebrities.

Pelo con movimiento

Este tono dulce y luminoso queda especialmente bien con las ondas y los rizos. Si tenés rulos, soltá tu pelo al viento y confiá en que tus hebras color caramelo resaltarán lo mejor de tu pelo.

Sumale a tu rutina de lavado la Crema Para Peinar Elvive Óleo Extraordinario y preparate para llevarte todas las miradas.

Si tu cabello es lacio, aprovechá para hacerte trenzas despeinadas y bohemias ¡y mejor si les das un toque de desprolijidad separando algunas hebras del trenzado!

El maquillaje perfecto

Son muchos los estilos de make up con los que podrás jugar y que quedarán bien con esta melena dorada. Para empezar, te proponemos que te centres en tu mirada con una buena máscara que realce el color de tus ojos. Probá con la Mega Volume Collagene 24hs que te dará un volumen de pestañas intenso y definido.

El delineado será otra buena manera de definir tu ojos con tu nuevo color de pelo. Podés probar con un clásico cat eye, para las más osadas, o un sutil trazado para remarcar el párpado. ¿La herramienta ideal para hacerlo? El delineador Superliner Black, el secreto mejor guardado.

Por último, combiná tu cabello color miel con una boca roja carmín. ¿Te animás? El labial Color Riche combinará maravillosamente y será tu aliado ideal, tanto de día como de noche.