Colorimetría del cabello

La colorimetría del cabello es una ciencia que estudia y desarrolla el color para obtener una escala de valores numéricos. Parece muy complejo, pero conocer cómo funciona puede ser la clave para conocer cuáles son los tonos que mejor nos quedan. Como seguro sepas, la escala cromática está dividida en tonalidades cálidas y frías, y estos matices no nos favorecen a todos de igual manera. Para conocer todos los detalles, toma nota de esta guía rápida y convertite en la creadora de tus mejores looks.

Colorimetría básica

Para trabajar con la colorimetría los especialistas utilizan una rueda cromática básica con los tres colores primarios: rojo, azul y amarillo. Todos los tonos que conocemos se forman a partir de estos tres y sus combinaciones en distintas proporciones. Los colores formados son llamados secundarios y, a su vez a partir de estos, nacen los terciarios. Cuando se mezclan, dan vida a las distintas alturas de tono en las tinturas que conocemos. Pero en este punto hay que tener en cuenta que los colores fríos dominan a los cálidos. Los tonos fríos son: el azul, el violeta y el verde. Y los cálidos: el rojo, el naranja y el amarillo. Es decir, si se combinan el azul y el amarillo, el resultado será una tintura con mayor tendencia al azul. 

¿Por qué es importante esto? Porque a la hora de elegir el mejor color para teñirnos, tenemos que tener en cuenta si nos favorecen más los fríos o los cálidos. Y esto varía según el color de piel. ¿Cómo nos damos cuenta? Muy fácil. El primer truco es observando si nuestras venas en el antebrazo se ven azules o verdes. Si las ves azules, entonces tus tonos son los fríos. Si, en cambio, las notás verdes, los cálidos son tu mejor opción. Otra forma de revelar esta incógnita es acercando un papel dorado y otro plateado a tu rostro. Si el dorado combina con la tonalidad de tu cara, entonces las tonalidades frías te favorecen más. De lo contrario, las cálidas. 

¿Un tip más? Quizás el más identificable: ¿en verano solés ponerte roja y nunca llegás a broncearte? ¡Entonces, fríos! ¿Si te exponés al sol el resultado es un color dorado o amarronado? ¡Cálidos!

Ahora bien, con esta información ya estás lista para elegir la tintura más favorecedora y natural para vos. Elegir un tono inadecuado de pelo puede acentuar imperfecciones, hacernos lucir cansadas o, simplemente, no realzar los rasgos como sí lo harían otras tonalidades. 

Tonos cálidos

Si estás dentro de este grupo, buscá siempre opciones dentro de los dorados, castaños miel o caramelo como el 63 rubio oscuro dorado de Excellence Creme, el 53 castaño claro dorado de Excellence Creme o el 630 caramelo de Casting Creme Gloss.

Tonos fríos

Los tonos bien oscuros no son indicados, ya que endurecen las facciones y resaltan ojeras en este tipo de piel. Los rubios ceniza como el 81 rubio claro ceniza de Excellence Creme serán muy favorecedores para vos. Incluso los platinados, como el 120 rubio ultra claro natural de Excellence Creme, te irán de maravillas. Si estás buscando dentro de la gama de los oscuros, elegí siempre dentro de los castaño ceniza como el 713 vainilla de Casting Creme Gloss.

Con estas claves, ya no hay excusas para no lucir el mejor color. ¿Estás lista para impactar?

Saltar el slider: 121 Rubio Tapioca

Completá tu Rutina

Corrige y Prolonga el Color