Sombras de ojos doradas: dale glow a tu mirada

La sombras de ojos doradas son tendencia total esta temporada y son geniales para sumar unos destellos de luz a tu mirada. Tanto de día como de noche, podés incorporar este ítem para levantar cualquier look y combinarlo con distintos accesorios. Para inspirarte, te mostramos distintas opciones para que aprendas a llevarlas en todo momento. ¡Preparate para impactar!


Para crear estos estilismos nos inspiramos en el tono dorado de la nueva gama de sombras Mono de L’Oréal Paris, que cuenta con una amplia variedad de colores intensos y 3 acabados: matte, satinado y brillante. Las amamos porque, gracias a que están formuladas con hasta un 30% de aceites finos, dejan una sensación súper suave que no reseca. La sombra dorada tiene una textura cremosa perfecta y su acabado brillante otorga un efecto muy canchero que te va a fascinar.

Dos maneras distintas de llevar tu sombra dorada

- Estilo glam para una fiesta

Cuando tenemos un evento especial en la mira sabemos que es la ocasión perfecta para apostar por ese look que puede resultar too much para el día a día. Cuando la idea es ir por todo, te proponemos aplicar la sombra dorada en la cuenca del ojo y complementar con un cat eye bien pronunciado. La combinación de estos dos estilismos es un sí rotundo que podés completar con un poco de iluminador en los lagrimales, el hueso de la ceja y el párpado inferior. En el resto del maquillaje, optá por una paleta en tonos tierra y anaranjados. En los labios, las más atrevidas pueden lucir un rojo intenso y las amantes de los nudes alguna opción cruda o nacarada que siempre armoniza.


- Detalles en dorado para todos los días

Para esos días en que tu ánimo te pide a gritos levantar de alguna manera, nada mejor que ponerle mucha actitud al make up. Pero, obviamente, manteniendo un buen balance entre todos los productos y aplicándolos en su justa medida. Para lograr este maquillaje, colocá solamente un poco de sombra en las esquinas externas de los ojos y pintá toda la cuenca con un tono marrón o cobre. Este toque te va a dar una sensación despierta y chispeante en la mirada de una forma muy sutil. Sumá un poco de máscara y definición en tus cejas para terminar de enmarcar tus ojos. Te lo aseguramos, este touch dorée es adictivo. 


Animate a lucir la versatilidad del dorado en tus ojos y transformá todos tus estilismos.