Si sentís que últimamente tu cutis está escamoso y reseco, ¡es hora de entrar en acción! Sobre todo en invierno, podemos padecer una piel seca que parece absorber todo lo que le ponemos, pero no conseguimos nutrirla ni que se vea hidratada. No hay nada de qué preocuparse: estás a un paso de conocer todos los secretos para lucir un rostro luminoso y radiante. ¡Que nada te detenga!

Hay muchas razones por las que podemos empezar a sentir que nuestro cutis se reseca. La calefacción o el aire acondicionado, la exposición prolongada al sol, el uso de determinados jabones o geles, son algunas de las causas principales. ¿Cómo notarlo? Si sentís que tu piel está áspera, se ve agrietada e irritada: es hora de que cambies tu rutina de cuidados beauty por una que nutra profundamente tu rostro.

Piel reseca: ¡es cosa del pasado!

Tomá nota de estos tips especiales para empezar tu nuevo tratamiento. Al poco tiempo vas a notar resultados.

#1

Los productos con alcohol y jabones de limpieza son tus nuevos enemigos, ya que resecan la piel y hacen que pierda elasticidad. Lo ideal es que limpies tu rostro y elimines el maquillaje con un agua micelar suave como el Agua Micelar Bifásica.

#2

Una piel seca es, por ende, una piel que necesita hidratación. Es clave que utilices una crema hidratante específica para vos. Te proponemos la Crema Hidratante Hidra Total 5 para piel seca. Su fórmula compuesta por Omega 3 y ceramidas cubre las 5 necesidades básica del cutis opaco: hidrata, nutre, protege de los filtros UV, ilumina y tonifica. ¿Nada mal, no?

#3

Evitá lo más posible exponerte al sol. Si lo hacés, evitá las horas más fuertes (entre las 12hs. y las 17hs.) y siempre con protección solar.

#4

A la hora de maquillarte, tus aliados siempre serán los productos fluidos y en crema. Evitá a toda costa las bases, las sombras y los iluminadores en polvo y compactos. Al poco tiempo de ponértelos vas a sentir cómo la textura se quiebra y, además, no son nada buenos para tu piel.

#5

Tratá de tomar 2 litros de agua por día. ¡Sí, a veces resulta difícil! Cuanto más, mejor. La hidratación que le des a tu cuerpo también es fundamental para tu dermis.

Seguí al pie de la letra estos consejos, ¡y preparate para sentirte radiante y fresca en pocos días!