Permanente pestañas

Por qué deberías dejar de aplicarte permanente de pestañas

Una de las tendencias del momento, y que llegó para quedarse, es lucir unas pestañas super XXL. La mirada se volvió protagonista de cualquier estilo de make up, tanto de día como de noche, y los ojos se llevan al extremo. Una de las técnicas para lograr este look más escuchadas últimamente es la tan famosa permanente de pestañas. ¿Pero es necesario pasar por esta intervención para lograr ese efecto dramático? La respuesta es no y acá te contamos por qué y qué podés hacer para lograr el mismo resultado desde la comodidad de tu casa.

Mitos sobre el tratamiento

Es cierto que, si naturalmente nuestras pestañas son más bien cortas y poco arqueadas, la permanente de pestañas pareciera ser la solución. Pero no hay que subestimar su aplicación: los ojos son una zona muy delicada del rostro y las pestañas cumplen la función de protegerlos de los agentes externos. La permanente de pestañas no deja de ser una técnica en la que se aplican productos químicos que pueden generar irritación o alergias. Por eso siempre es importante realizarlo con un profesional de confianza que tenga en cuenta nuestras particularidades para evitar reacciones adversas.

Por otro lado, esta opción requiere de muchos cuidados posteriores con elementos específicos por lo que no es tan sencillo como lo cuentan nuestras influencers favoritas.

Además, aunque su nombre indique lo contrario, no son permanentes. Cada 3 o 5 meses habrá que volver a invertir plata para conseguir el efecto de la primera vez.

El secreto mejor guardado

Después de scrollear un rato, te preguntás: ¿cómo consigo esas pestañas espectaculares y voluminosas? Para obtenerlas, no es necesario que recurras a tratamientos invasivos que te hagan dudar. Todo lo que necesitás es una buena máscara y los consejos adecuados. Con la False Lash Paradise vas a conseguir un volumen increíble desde la raíz. Con su cepillo asimétrico en forma de alas vas a lograr que tus pestañas se vean arqueadas y extensas como una verdadera profesional.

Preparate para impactar

¡Los ojos cansados son cosa del pasado! Por la mañana, aplicá la máscara dividiendo tus pestañas en tres partes. Cargá el pincel y empezá de izquierda a derecha desde la base, pintando en zig zag. Asegurate de que el cepillo esté bien cargado y concentrate en la raíz para obtener el resultado ideal. Si querés, podés aplicarla una segunda vez solo en las puntas para asegurarte una mirada matadora y duradera. Con este truco, te garantizamos un efecto XXL inolvidable.

Saltar el slider: April Trocio

Blog de Belleza

Blog de Belleza