¿Qué es exfoliar?

Nuestra piel es importantísima: es la barrera que nos protege del exterior, ¡y es el órgano más grande de nuestro cuerpo! Pero muchas veces nos olvidamos de cuidarla contra los factores que alteran su equilibrio y nos enfocamos solamente en la hidratación, dejando de lado un paso fundamental, la exfoliación. Pero ¿qué es exfoliar, ¿y por qué es tan importante para la salud de nuestro cutis?

Cuando exfoliamos nuestra piel estamos ayudándola a regenerarse. Si nos tomamos un momento para pensar a lo que se expone durante el día (radiación solar, polución, el uso de maquillaje, una alimentación que no siempre logra ser balanceada, el estrés de la vida moderna), nos damos cuenta de que merece cuidados más atentos. Incluso con una rutina de limpieza diaria es posible que, a lo largo de la semana, los factores que perjudican la epidermis hayan ganado la batalla contra la salud y el aspecto de nuestra piel.

Y aunque es muy importante para lucir una tez más saludable, la rutina de limpieza diaria no es suficiente para deshacernos de tantas toxinas. Pero aquí tenemos una solución: si sumás una exfoliación profunda semanal, con un producto apropiado que retire las células muertas que acumulamos (y limpie los poros de las impurezas del entorno), habrás preparado a tu piel para recibir los productos que la quénutran e hidraten, acercándote a grandes resultados.

El secreto para una exfoliación exitosa y que no resulte agresiva es elegir ingredientes naturales. La Mascarilla Arcilla Pura Exfoliante va a suavizar tu piel eliminando esa sensación de superficie irregular, y todo gracias al gran poder de exfoliación de sus microgránulos. Además, su formato permite regalarnos un momento para nosotras y disfrutar de una experiencia relajante, mientras logramos un aspecto más saludable y natural.

Entre sus ingredientes se destaca el extracto de alga roja, que ayudará a que tus poros luzcan más pequeños. Además, gracias a la combinación de tres arcillas puras como el Caolín, que absorbe el exceso de sebo, la Montmorillonita, que combate las imperfecciones, y la lava de Marruecos, que gracias a su alta concentración de oligoelementos ilumina tu rostro de forma natural, vas a notar tu piel inmediatamente más suave y tersa.

Luego de este ritual, vas a enamorarte de tu piel suave y flexible. No olvides, una exfoliación semanal sumada a una nutrición profunda, suaviza cicatrices y marcas, y nos ayuda a lucir un cutis realmente espectacular.